Por el Ing. Agr. Esteban Montes

Realizado en base a  Informe del Centre de Reserca en Sanitat Animal (Catalunya), USDA y El Cronista.

La peste porcina africana (PPA) es una enfermedad de carácter hemorrágico y altamente contagioso causada por un virus del género Asfivirus. Es  una  enfermedad  de  declaración  obligatoria  y  afecta  exclusivamente  al  ganado  porcino, tanto doméstico como salvaje. Es endémica en la mayoría de los países del África subsahariana y produce un alto impacto económico en los países afectados, causando grandes pérdidas.

 Patogenia

El  cerdo  es  la  única  especie  doméstica  que  se  infecta  de  manera  natural.  Los  jabalíes  europeos  son  también  susceptibles  a  la  infección,  con  síntomas  clínicos  y  mortalidad similar a la observada en cerdos domésticos. Por el contrario, los cerdos salvajes africanos son muy resistentes y presentan usualmente infecciones de tipo subclínico e inaparente, actuando como reservorios de la enfermedad.  La  entrada  del  virus  en  el  cerdo  normalmente  ocurre  por  vía  oronasal,  aunque  también se puede dar por vía cutánea (escarificación), subcutánea, intramuscular e intravenosa, debido a la picadura de garrapatas. 

La replicación primaria tiene lugar en los ganglios linfáticos más próximos al lugar de  entrada  del  virus.  Desde  estos  lugares,  el  virus  se  disemina  por  vía  sanguínea  y/o linfática, generalmente durante los 2-8 días posteriores a la infección.  A  medida  que  el  virus  alcanza  diferentes  órganos  (por  ejemplo  ganglios  linfáticos,  médula  ósea,  bazo,  riñón,  pulmón  o  hígado),  se  produce  la  segunda  replicación,  que  destruye  el  tejido  del  interior  de  los  vasos  sanguíneos  (endotelios)  y  produce  hemorragias. La  eliminación  del  virus  puede  producirse  por  todas  las  vías,  aunque  los  animales  pueden convertirse también en portadores. 

 Contagio

La  mayoría  de  los  brotes  de  peste  porcina  africana  se  producen  por  la  compra  de  animales  infectados  o  la  utilización  de  restos  de  comida  contaminados  en  la  alimentación de los cerdos.  La transmisión de la enfermedad es posible por dos vías: 

  • por contacto  directo  entre  enfermos  y  sanos:  todas  las  secreciones  y  excreciones  son  fuente  de  contagio  (secreciones  nasales,  saliva,  heces,  orina, exudado conjuntival, exudado genital y heridas sangrantes).
  • de forma   indirecta:   alimentación   con   desechos   que   contienen   carne   infectada,  garrapatas  del  género  Ornithodoros  que  actúan  como  vectores  biológicos  y  son  reservorios  del  virus  (Ornithodoros  moubata en África y Ornithodoros  erraticus  en  la  Península  Ibérica),  fomites  (locales,  vehículos,  artefactos,    ropa,    bebederos,    material    quirúrgico),    personal    (ropas,    calzados), roedores y otros animales presentes en la explotación.

  Sintomas

El  periodo  de  incubación  varía  en  un  rango  de  3  a  21  días,  dependiendo  del  aislamiento y de la ruta de exposición. Los síntomas pueden ser muy variados, ya que dependen de la virulencia del virus y de la raza y condición física del cerdo:

  • Forma aguda (virus muy virulento): mortalidad aproximada del 100 % en un plazo de 6-13 días (hasta 20 días), fiebre (40,5-42 ºC); cuadro hemorrágico generalizado y  enrojecimiento  de  la  piel  (cerdos  blancos),  puntas  de  las  orejas,  cola,  extremidades  distales,  zonas  ventrales  del  pecho  y  abdomen;  anorexia,  apatía,  cianosis  y  falta  de  coordinación  24-48  horas  antes  de  la  Los supervivientes son portadores del virus de por vida.
  • Forma subaguda   (virus   moderadamente   virulento):   síntomas   menos   intensos,  fiebre,  letargo,  anorexia,  hemorragias  en  la  piel  (púrpura  o  equimosis),  diarrea,  dificultad    Aborto  en  hembras  preñadas  y  mortalidad próxima al 100 %.
  • Forma crónica: asintomático  o  con  síntomas  de    Índice  de  mortalidad  bajo.  Se  desarrolla  a  lo  largo  de  2-15  meses.  Pérdida  de  peso,  alzas  irregulares  de  temperatura,  síntomas  respiratorios,  necrosis  en  zonas  de la piel, úlceras cutáneas crónicas, artritis. La  púrpura  hemorrágica  es  una  lesión  habitual  caracterizada  clínicamente  por  la  aparición  de  manchas  hemorrágicas  diseminadas  en  la  superficie  cutánea,  que  afectan algunas veces a las mucosas y a algunos órganos profundos: hígado, bazo, médula ósea, meninges, etc. 

 Como afecta

  • Efectos catastróficos en la producción porcina comercial y a pequeña escala.
  • Graves consecuencias  socioeconómicas  en  los  medios  de  subsistencia  de  la  población rural. 
  • Pérdidas debido al sacrificio de porcinos y a la destrucción de los cadáveres y camas. Potencial de   propagación   a   nivel   internacional,   debido   a   su   carácter  
  • Cierre de mercados, impacto en las exportaciones, reducción de la capacidad exportadora y pérdida de competitividad.
  • Innumerables esfuerzos para su control y/o erradicación (costos asociados a las campañas).
  • No repercute en la salud pública, puesto que no afecta a los humanos.

 Tratamiento

No  existe  tratamiento  ni  una  vacuna  eficaz,  y  el  sacrificio  de  animales  es  la  única  solución. En caso de aparición de brotes, es esencial el sacrificio rápido de todos los cerdos; la destrucción de los cadáveres, piensos y camas; limpieza y desinfección a fondo, prohibición  de  movimiento  de  animales,  identificación  de  la  zona  infectada,  investigación de los movimientos (de animales, personas, alimentos, etc.) desde y hacia  la  explotación  afectada;  establecimiento  de  dos  zonas  de  inmovilización  concéntricas,  de  3  y  10  kilómetros  respectivamente, denominadas de protección y vigilancia; investigación de la presencia de vectores y desinsectación con productos eficaces. 

 Fuente: Informe del Centre de Reserca en Sanitat Animal (Catalunya)

Previsiones

USDA

Prevé una reducción en la producción del 4% en 2019, derivadas de una pronunciada reducción de China por la fiebre porcina africana (ASF por sus siglas en inglés), que provocó una liquidación de las hembras en producción. Del otro lado, moderados aumentos de la producción se prevén para EEUU (4%), Brasil (6%), Canadá (1%), mientras que la producción de la Unión Europea (UE) se mantiene constante.

Las exportaciones globales aumentarán un 8%, dado el aumento en las importaciones de China. La UE permanecerá como el principal exportador con embarques en aumento un 11% año tras año. También Brasil, Canadá y EEUU tendrán aumentos en 2019. China se mantendrá como la mayor fuente de demanda, con importaciones esperadas con un aumento del 41%, debido a la ASF.

China es el que más cerdos tiene y lo proyectado para 2019 en octubre de 2018 era de 440 millones de cerdos en stock. Sin embargo a raíz de la fiebre porcina africana, el USDA en abril de este año modificó esa proyección a 428 millones de cerdos (12 millones menos).

La producción de cerdos para China también mostrará una diferencia de 162 millones mrnod entre lo proyectado en octubre de 2018 y la actual de abril de este año.

A raíz de esa disminución en el stock y en la producción de lechones, se espera una disminución en la producción de carne de cerdo por parte de China del orden de las 6 millones 300 mil toneladas métricas equivalente peso carcasa. Esta baja en la producción de carne de cerdo de China equivale casi a la producción de Brasil y Rusia juntos, cuarto y quinto productor de carne de cerdo. Eso lleva a que la producción mundial de carne de cerdo descienda casi 6 millones de toneladas métricas equivalente peso carcasa.

Como consecuencia de todo este fenómeno, el USDA estima que China precise importar unas 325 mil toneladas métricas equivalente peso carcasa más entre lo proyectado para 2019 en octubre del año pasado y lo de abril de este año, pasando de 1 millón 875 mil a 2 millones 200 mil toneladas métricas.

Otro punto interesante a destacar de los datos del USDA es que la disminución en la producción de carne de cerdo por parte de China proyectada (6 millones 300 mil toneladas métricas equivalente peso carcasa) significan casi el 72% de las importaciones mundiales.

Por último, si miramos las exportaciones de cerdos en pie, es un mercado de algo más de 5 millones de cabezas importadas y del entorno a las 7 millones y medio de cabezas exportadas. El mayor exportador de cerdos es Canadá, luego está China y luego la Unión Europea, mientras que el mayor importador es EEUU. Habría que investigar a qué se debe la diferencia entre las exportaciones y las importaciones y hay que ver hacia dónde van los cerdos que salen de China, por la contaminación que se puede dar de la fiebre porcina africana (PPA).

Sobre la PPA el USDA menciona que el stock de cerdas a fines de febrero de 2019 disminuyó un 19 por ciento en un año antes, mientras que los cerdos totales se redujeron 17 por ciento. El continuo descenso de la manada de cerdas implica que la oferta disminuirá rápidamente durante el resto de 2019 y en 2020, a pesar de la agresividad en la reconstrucción. Si bien hay una reciente disminución de los brotes, la PPA sigue siendo un problema y hay bajos indicios que los productores hayan comenzado a repoblar. Las autoridades han tratado de despejar rápidamente las zonas de cuarentena y reducir las restricciones de tránsito que afectaron a los mercados el año pasado. Sin embargo, los productores aún se enfrentan a importantes riesgos en si podrán comercializar sus cerdos cuando estén listos.

 Fuente: USDA

 

El Cronista

Esto es un punto de inflexión”, dijo Jais Valeur, CEO de Danish Crown, una importante procesadora de carne de cerdo. “Recién estamos empezando a ver el verdadero impacto de la peste porcina africana”.

El Ministerio de Agricultura dijo que estimaciones preliminares señalan que los precios del cerdo subirán más del 70% interanual en el segundo semestre de 2019.

El impacto perdurará. Ernan Cui, analista de Gavekal Dragonomics, dijo que si bien erradicar la ASF en otros países llevó al menos cinco años, el tamaño del mercado chino, la estructura regulatoria y los bajos estándares sanitarios prolongarán la crisis.

Los cargamentos congelados de Danish Crown hacia China se duplicaron desde febrero, agregó Valeur, citado por El Cronista.

Brasil es un país que está “bien posicionado para crecer rápido” en exportaciones porcinas a China, si bien sus ventas de carne vacuna y pollo podrían también aumentar, dijo Morgan Stanley.

 

Fuente: El Cronista