446 reproducciones

Mónica Muller, productora de Colonia Artigas, nos cuenta como los vecinos se organizan y trabajan con las instituciones buscando controlar el Capim Annoni.


Mónica reconoce que esta maleza no se erradicará, pero los vecinos realizan controles periódicos en los caminos de la Colonia con el objetivo de limitar el avance de la invasora. La iniciativa parte por reconocer el Capim Annoni como un problema y sus efectos sobre los sistemas productivos en base a campo natural. En este sentido, los vecinos formaron la primera Comisión departamental de control de Capim Annoni para trabajar sobre el tema.


"Todo tiene que partir de nosotros, si nosotros no nos ponemos la mochila al hombro va a ser muy dificil (controlarlo)", los productores se juntan y fumigan los caminos, pero se han encontrado que algunos vecinos no lo hacen, igualmente se busca interesarlos porque "luego que el capim ingresa al predio es muy difícil eliminarlo", comenta Mónica.


"No se puede dejar florecer, cuando se ve una planta chica hay que fumigarla", de este modo la productora se refiere a la necesidad de evitar la invasión del Capim monitoreando su presencia para responder rapidamente, evitando consecuentemente la pérdida irreparable de campo natural y de la productividad predial.


 


Porqué es perjudicial para los sistemas productivos
Su consumo por parte de los animales en pastoreo desgasta la dentición de manera prematura, por lo que se acorta la vida de los animales y por lo tanto su capacidad productiva. 


Debido a que produce sustancias que tóxicas para otras plantas, no permite que otras especies sobrevivan junto a esta, disminuyendo la productividad del campo natural.


Cómo la identificamos
El Capim Annoni es una graminea macolladora, la base de la macolla es plana, de un color blanquecino y se vuelve de color similar al de los limones hacia la punta de las hojas.
Su inflorecencia tiene forma piramidal.
Las plantas son dificiles de arrancar debido a sus amplias raíces.
Las hojas son duras.


Cómo se controla
No arrancar plantas ni cortarlas.
No quemar con fuego.
Controlar planta por planta con glifosato realizando una aplicación a principio del verano y otra a principio del otoño, evitando el rebrote.


Recuerde que esta maleza es muy agresiva y si no se controla, en poco tiempo puede colonizar su predio. La lucha es de largo aliento, pero es la única forma de combatirla.


 


Reconocimiento y control del Capim Annoni en el siguiente enlace


https://www.planagropecuario.org.uy/web/262/plantv/capim-annoni%2C-una-maleza-que-disminuye-la-productividad-predial.-reconocimiento-y-control..html