El predio de la Sociedad Rural de Río Negro en Young  constituye una unidad experimental  demostrativa en convenio con INIA, simulando  sistemas productivos agrícolas-ganaderos tratando de dar respuesta a la realidad de la zona. 

 

Dispone  de 130 ha  con  campos que tienen un índice de Coneat de 150  a 200, aptos para cualquier actividad agropecuaria (agricultura, lechería, ganadería).

 

 

 

 

Actualmente durante el ejercicio 2014-2015, el uso del suelo de la unidad está representado de la siguiente forma:

 

Área

Ha

USO

Agrícola

40

12 ha Ensayos Regionales

28 ha Cultivos Invierno

Ganadera

90

55 ha disponibles

35 ha Verdeos Invernal (*)

 

 

 

Ganadería

El  sistema ganadero definido para suelos con ese potencial fue la invernada corta de machos. Una primer etapa transcurrió sobre una base pastoril en que se lograba una productividad  de 400-550 kg/ha de carne aunque con cierta variabilidad productiva. Posteriormente, durante los años en que la agricultura era el sistema de mayor potencial económico hubo que transformar el sistema ganadero a un modelo más intensivo, incorporando el corral de engorde desde el año 2005 como forma de obtener más estabilidad en la producción. Con ello se logró un promedio de 630 kg/ha de carne con mayor valor agregado, sistema que se continuó hasta el ejercicio 2013-2014. Durante los últimos años en que los márgenes brutos ganaderos se fueron cayendo como consecuencia de los altos costos  se cuestiona la alta productividad de la ganadería con un margen bruto tan bajo. Por este motivo a partir del año pasado se cambiaron las estrategias para el sistema  focalizando mucho más en la etapa de recría tratando de lograr altas ganancias previas a la etapa de invernada. Con este cambio el planteo es no encerrar ganado y hacer la terminación a pasto fundamentalmente sin descartar la suplementación estratégica teniendo muy en cuenta las relaciones de precio insumo producto.

 

El sistema es transformado de un período productivo muy intensivo con terminación a corral  manejando 3 UG/ha  pasarlo a  un sistema más pastoril de alta producción y eventualmente con suplementación estratégica pero estructural bajando la dotación a 2 UG/ha.

Se continuaría  haciendo el mismo proceso aunque con una dotación más baja. La productividad ganadera para estos campos con tanto potencial productivo  y ser competitiva frente a otras actividades debe ser definido de alta producción.

 

En la etapa de recría vacuna con machos específicamente, se ha trabajado mostrando la importancia de la ganancia de los animales durante el primer invierno de vida.  En un experimento divulgado se trabajó con animales en grupos de alta y baja ganancia durante distintas etapas de la vida y se concluyó que los que más eficientes durante el primer invierno específicamente  son los que mejor llegan  a la terminación o que mantienen las ventajas hasta el final del ciclo.

En función de esto se fijan los próximos objetivos de trabajo que significa bajar la dotación  del sistema y durante el primer invierno lograr las mejores ganancias  de peso con un objetivo de 500-800 gr/día, hasta lograr la terminación con dos años considerando la mejor relación costo beneficio.  Aunque si bien la idea es pasar a  un sistema  más pastoril, ante la baja de precio de los granos no se descarta su utilización. La invernada propuesta es de 18-20 meses.

El  objetivo será entonces ingresar con animales aunque más tarde de lo previsto por causas del clima, pero definitivamente contando con pasturas disponibles y productivas. El momento de reposición está determinado en función de las condiciones nutricionales disponibles o de la terminación de las invernadas existentes.