Caracterización

El establecimiento de Rosendo Laca está ubicado en el paraje Tambores, departamento de Tacuarembó.

Explota una superficie de 1.801 ha, con ganadería mixta, de vacunos y lanares.

La actividad principal es la ganadería vacuna, de la cual obtiene el 80% de los ingresos del Producto Bruto Total.

El sistema vacuno es de cría con recría de machos, estos se venden al año y medio como novillos recriados. Los mejores terneros se seleccionan y se venden como toros de la raza Braford al cumplir los 2 años.

 

 

 

Uso del suelo

El 95% de la superficie de pastoreo es de campo natural de basalto, con un alto porcentaje de suelos superficiales y muy superficiales.

En determinados momentos se prioriza la recría, la que se suplementa con concentrados energéticos y proteicos.

La explotación está dividida en 22 potreros, que se manejan de acuerdo a la altura del tapiz, rotando las distintas categorías.

 

 

Sistema productivo

Teniendo en cuenta los vacunos, se busca lograr un rodeo de cría de la raza Braford destacado por sus características raciales. El objetivo del manejo del rodeo se vincula directamente con la obtención de animales de genética adecuada a los parámetros de la raza para vender toros de 2 años seleccionados. El resto de los terneros son recriados para la venta como novillitos de sobreaño con pesos de entre 300 y 350 kg.

 

 

Manejo de la cría

Los rodeos paren en 3 meses. En  los primeros 60 días pare el 80 % del rodeo. Se hace inseminación a tiempo fijo y un repaso corto. Se pretende lograr partos en 2,5 meses manteniendo el alto porcentaje de preñez.

Se hace control de intervalos interparto eliminando animales que tengan mucho tiempo entre un parto y otro.

 

 

Manejo de terneros previo al destete

Si bien la recría es definida técnicamente como la etapa que se inicia a partir del destete, para este caso el sistema debe ser descripto en dos etapas claramente diferenciadas por el manejo que se realiza. 

La primera, previo al destete, debido a la importancia que le da el productor al peso de destete. En este etapa, mediante el manejo se busca lograr un animal lo más pesado posible.

En los campos de cría se maneja la técnica conocida como creep-feeden, manejando hasta dos raciones diferentes según la etapa de vida del animal. Hasta los 4 meses se maneja un tipo de alimento con un producto específico para terneros en lactación. Otro producto posterior con más proteína o con urea protegida o extrusada para los dos meses previo al destete. Con este manejo se logra obtener terneros de 200-210 kg al destete. El productor busca mejorar este resultado.

 

 

Destete

La totalidad de los terneros se desteta el mismo día, luego se apartan por tamaño y se pesan al otro día destarados.

Una vez conformado los lotes, se sueltan a las 48 horas. Primero se destinan a  piquetes cerrados con agua hasta que se tranquilicen y luego van a potreros asignados.

La suplementación mineral  con cromo en las sales, tiene un efecto anti-estrés que los vuelve dóciles. Se trata de hacer un manejo suave, con criterio de favorecer el bienestar, siendo tratados con sumo cuidado.

 

 

Recría

Después del destete o segunda etapa, se realiza una clasificación de los animales en 3 categorías.

  • Machos y hembras de cola con menos de 150 kg.
  • Machos mejores o cabezas con más de 150 kg y más de 200 kg promedio.
  • Toritos.

Estos 3 lotes son manejados en forma diferencial.

El lote de cola es suplementado con ración de 15 % de proteína, a razón de 1,2 kg/día/cabeza a campo reservado durante un período de 120 días. Se han registrado ganancias de entre 300-400 gr/día.

El lote pesado castrado, se alimenta con campo natural reservado con buena oferta de forraje y se les ofrece sales minerales proteinadas en autoconsumos. Se controla su performance a través de pesadas y apreciación visual. Se monitorea y aquellos terneros que son más livianos o que no tienen buena respuesta se cambian al lote de abajo.

El lote de toros se suplementa con la misma ración que el lote inferior pero al 1% real del peso vivo individual.

 

 

Los lotes

El lote de toritos se tratan de vender como toros cuando tienen dos años.

El lote de novillitos se vende al año y medio en marzo-abril con 15-16 meses de vida, con un peso de 310-320. Este peso es considerado todavía bajo y se pretende mejorarlo.

 

Los registros de peso de los terneros alimentados a campo natural  luego del destete,  indican que no se lograría ganar más de 140 kg en el transcurso de un año.

En este sentido el productor dice que interviniendo en la etapa de amamantamiento el potencial de mejora sería más manejable y se puede  lograr destetar animales más pesados.

La etapa de recría es vista como más errática y onerosa.  Las razones analizadas son que de acuerdo al tipo de campo puede ser riesgoso depender de una producción de forraje estival, cuando en verano 15 días sin lluvias puede ser problemático.

Además de que el período invernal en sí mismo es complicado, sería conveniente en estas épocas la suplementación con concentrados energéticos, pero por razones de logística, de costos y de mano de obra, no es una opción considera por ahora. Si bajaran los precios de las raciones y la logística se pudiera solucionar con autoconsumo, podría ser una opción válida.

El subsistema de recría de machos ocupa aproximadamente unas 200 ha, en las que se manejan 230 animales.

El control de pesos de los animales se realiza al destete, en junio y el 1ro de setiembre. A partir de este último control se hacen cambios de potreros, rotando los rodeos para acercar a casco los vientres próximos a parir.

 

 

Pesos Terneros generación 2014

 

 

Sanidad

La sanidad también está planificada según la etapa de crecimiento de los animales.

Previamente al destete los terneros reciben dos dosificaciones con antiparasitarios y al momento del destete la tercera.

Este manejo sanitario responde a la aglomeración de los terneros luego del parto. Situación causada por el entablillado durante 10 días cuando tienen 2 meses, lo que coincide con la Inseminación artificial a tiempo fijo, lo cual se suma a la suplementación del creep-feeding, determinando la concentración de animales lo que aumenta la probabilidad que se parasiten.

La siguiente desparasitación es en la vacunación de febrero, cuando se reúne el ganado.

Los productos utilizados son el ricobendazole, ivermectina, closantel y a veces levamisol.

No se baña contra garrapatas ya que existe en el establecimiento.