Antecedentes

Este establecimiento funciona como una sociedad civil, dirigida y administrada por la Ing. Agr. Gabriela Bordabehere. Este predio se sitúa en el paraje Picada de Oribe, próximo a la Ciudad de San Gregorio de Polanco, sobre las márgenes del Río Negro al sur del departamento de Tacuarembó.

 

 

Descripción del predio

En este  establecimiento que tiene una superficie de 1.266 ha, se desarrolla un sistema ganadero mixto, con cría de vacunos y lanares.

 

 

Tenencia

 

El índice CONEAT promedio en el establecimiento es de 87.

 

 

Los campos son linderos  con el lago de San Gregorio, los suelos en tanto son diversos y comprenden médanos, lomadas arenosas, con mezclas más fértiles. Los campos contienen pasturas estivales con muy buena producción en verano  y  poca en invierno, habiendo un alto riesgo de crisis forrajera.

 

La descripción de los suelos se encuentra al final de este documento.

 

 

Situación forrajera (fines de 2013)

 

 

Uso de Suplemento

En este predio no se suministran raciones.

El  verano pasado se hicieron 30 ha de Moha, obteniéndose 450 fardos, los que se destinaron a las vacas paridas por primera vez.

 

 

Sistema productivo

Se realiza cría en vacunos, vendiéndose  vacas gordas de descarte, terneros machos al destete( se venden a una empresa invernadora asociada) y terneras livianas descartadas por peso, también al destete.

 

La raza utilizada es Hereford

En lanares se hace ciclo completo con venta de capones al segundo vellón. Se cosecha lana Merino 18,8 micras de finura.

 

 

Stock Animal

 

La dotación promedio por ha a la entrada del invierno es de 0,84.

 

 

En este establecimiento trabajan un encargado y dos peones de campo.

La maquinaria que se utiliza es contratada.

 

 

Manejo del rodeo 

Los toros que se usan en este predio se compran a cabañas de la zona, y se selecciona algún ternero destacado para el propio rodeo para toros de reposición.  

El período de entore se extiende desde  fines de octubre en vaquillonas hasta el 30 de enero y en el caso del rodeo general desde el 1 de noviembre hasta el 28 de febrero.

 

Se realiza un entore de entre unas 470 a 500 vacas., obteniéndose un índice de preñez por encima de 87% promedio cada año y de manera sostenida.

 

Como clave del manejo del rodeo y el éxito de este, se describe la regulación de carga previo invierno, el cual es un elemento fundamental de manejo del sistema. Además permanentemente se realiza clasificación por condición corporal priorizando las de más bajo estado.

 

El control del amamantamiento se hace con una o a veces dos entablillados, en diciembre y enero. El criterio de utilizar doble tablilla se determina cuando se ve poco celo o cuando se sospecha que puede haber baja preñez.

 

Los terneros sualmente se castran y caravanean cuando son chicos, pero el último año se reqalizó cuando el tamaño es mayor al habitual para la operación.

 

El primer entore se realiza cuando las vaquillonas tienen 2 años de edad. En noviembre el lote está pesando 327 kg de promedio y al principio se utiliza un alto porcentaje de toros.

 

Las vacas de primera cría y segundo entore se manejan de manera diferencial, son separadas del resto de las categorías, y se mantienen sobre campo con buena disponibilidad de forraje, dándoles preferencia. Durante el invierno son suplementadas con fardos de Moha.

 

A las vacas de tercer entore como las más adultas se clasifican por tercios de parición para facilitar el manejo de los teneros y de los lotes.

 

 

Recrías 

El destete definitivo se realiza a mediados de abril. Los destete se caracterizan porque se  obtienen terneros livianos de aproximadamente 140 kg, lo cual es  considerado el punto flojo del establecimiento.

 

Luego que se realiza el destete, los machos salen del sistema, vendiéndose a la invernada y las hembras se descartan cundo tienen bajo peso, vendiéndose en marzo-abril con pesos promedios de entre los 110 a120 kg.

 

Durante el primer invierno, aquellas terneras seleccionadas para continuar en el sistema tienen un tratamiento diferencial. Las mejores  van a un potrero con baja carga y alta disponibilidad de forraje, mientras que aquellas que son más livianas se la mantienen en  praderas. Durante ese período no son pesadas haciéndolo recién en marzo del otoño siguiente previo segundo invierno.

 

En el segundo invierno las terneras se clasifican en 3 lotes. El lote de punta va a campo natural con pasto, el lote del medio a pradera de buena calidad con volumen de forraje medio y las terneras de cola de parición a una mejor pradera.

 

 

Sanidad de los rodeos

Se dosifica asiduamente con lombricida y saguaypicida, manejo que se refleja en los costos sanitarios. Uno de los criterios utilizados para el suministro es la realización de análisis coproparistarios y según apreciaciones de campo.

 

A las recrías cada 2 meses se les suministra ivermectina o ricobendazole y saguaypicida (Closantel o Nitroxinil) unas 3 veces al año.

 

No se dosifica vacunas a las vacas contra enfermedades venéreas, pero si se les administra a los toros, haciéndole control y dosificaciones con Bobisan-total.

 

Se realiza revisación de toros  y se evalúa la aptitud de monta por profesional veterinario previo entore.

 

 

No se suministran sales minerales, energéticas o protéicas.

 

 

Anexo I

 

Caracterización de los Suelos



 

Descripción de grupos de suelos CONEAT  

07.1.Comprende áreas litorales marítimas o continentales recubiertas con espesores variables de arenas, fijadas por vegetación psamofila, ubicadas en los Dpto. de Rocha y Maldonado y todos los cordones arenosos asociados a la costa marítima y platense existentes en los Dptos. de Canelones, Montevideo, San José y Colonia. También corresponden a este grupo los médanos arenosos localizados en las proximidades de los ríos Negro y Yí. Estas arenas y los Arenosoles Ocricos (Dunas Arenosas) asociados son de muy baja fertilidad y excesivamente drenados, aunque existen áreas deprimidas por drenaje pobre y muy pobre (a veces con pequeños espesores de turba), con vegetación hidrófila. En las proximidades de la costa, la vegetación es psamófila mientras que en el interior, normalmente existe vegetación de pradera estival, de tapiz ordinario y algo abierto. En estas áreas están localizados la mayoría de los balnearios, existiendo plantaciones forestales mayormente de pino marítimo y algún uso pastoril muy limitado. Este grupo integra las unidades Angostura y Balneario Jaureguiberry en la carta a escala 1:1.000.000 (D.S.F).

 

8.14. Ocupa pequeñas zonas en el Rincón de Zamora y sobre la ruta 59 al sur del Arroyo Malo. El relieve es de lomadas fuertes, con pendientes entre 4 y 6%. Los suelos son Brunosoles Subeutricos Típicos (Praderas Arenosas) moderadamente profundos de color pardo grisáceo muy oscuro, textura franco arcillo arenosa, bien drenados y fertilidad media. La vegetación es de pradera estival, mejor que la normal de la zona. Se puede hacer agricultura con medidas moderadas de conservación Este grupo integra la unidad Rincón de Zamora de la carta a escala 1:1.000.000 (D.S.F).

 

8.4. Se ubica en el Dpto. de Tacuarembó entre el Arroyo Malo y el Lago del Rincón del Bonete. El relieve es de lomadas fuertes y colinas sedimentarias no rocosas, con pendientes de 6 y 12%. Los suelos dominantes son Luvisoles Ocricos Típicos (Praderas Arenosas), moderadamente profundos de color pardo grisáceo oscuro, textura franco arenosa, bien drenados y fertilidad muy baja, y Acrisoles Ocricos Típicos/Abrupticos (Praderas Arenosas) moderadamente profundos, de color pardo oscuro, textura franco arenosa, bien drenados y fertilidad muy baja. La vegetación es de pradera estival con pocas especies finas, de baja producción y aguda crisis invernal. Se puede hacer agricultura con medidas muy intensas de conservación. El grupo integra la unidad Rincón de Zamora de la carta a escala 1:1.000.000 (D.S.F).

G03.21 Comprende las llanuras medias y altas, adyacentes o no a vías de drenaje. Las pendientes son prácticamente de 0%, aunque puede haber mesorrelieve. Los suelos son Planosoles Districos Ocricos Umbricos, de textura variable pero generalmente franca a franca arenosa, profundos de colores variables y drenaje imperfecto. Asociados, se encuentran Brunosoles Subeutricos Típicos (Praderas Pardas hidromórficas), de texturas francas, colores oscuros, profundos y drenaje imperfecto. Puede haber un pequeño porcentaje de Solonetz Solodizados Ocricos. Estos suelos no sufren, salvo casos excepcionales, inundaciones pero debido a su mal drenaje pueden pasar encharcados algún tiempo. La vegetación es hidrófila, herbazal limpio y pradera estival. El uso es pastoril, principalmente de verano. Son zonas aptas para el cultivo de arroz, que actualmente se hace pero en pequeña escala.