Fuente: encuesta mensual de la RING* y aportes de los técnicos del Plan Agropecuario.

 

Compartimos información resumida de algunas de las variables que consideramos de mayor importancia para el desempeño de los sistemas ganaderos. Nos referimos a altura del pasto, condición corporal del rodeo de cría, agua en los potreros y situación respecto a la bichera.
La información es proporcionada por los productores que integran la Red de Información Nacional Ganadera (RING). En esta oportunidad 370 productores ganaderos de todo el país que integran la Red de “Productores Asociados al Plan Agropecuario” aportaron información, la que se complementa con la observación de los técnicos del Plan en el territorio.
También compartimos información graficada en los mapas de anomalías de crecimiento de campo natural, para el mes de febrero, generados a partir del uso de la información del SEGF del Plan Agropecuario (seguimiento forrajero satelital).

 

Disponibilidad de forraje

En el 61% de los predios de los productores que respondieron la encuesta, la altura del pasto en el campo natural es mayor a los 5 cm, situación que revela una recuperación de la disponibilidad respecto a la de enero previo a las lluvias; este aspecto es clave pensando en la posibilidad de recuperación de los animales antes del invierno y la capacidad de diferir pasto.

 


En la figura siguiente se presenta la evolución de la altura del campo desde octubre 2020 a marzo 2021

 



Claramente la disponibilidad fue disminuyendo de octubre a diciembre y se recompuso a partir de enero.
En los mapas de anomalías de crecimiento de materia seca que se encuentran al final del este informe, se profundiza en la visualización de este punto.

 

Rodeo de cría

Las precipitaciones de febrero y marzo en amplias zonas del país, produjeron una mejora en el crecimiento de los campos y de la disponibilidad de forraje, lo que sumado a las medidas tomadas en los casos más complicados, de destete precoz o anticipado y algunos casos de suplementación, tuvieron como consecuencia una mejoría de la condición corporal del rodeo de cría.

Más de la mitad de los productores informan una condición corporal mayor a 4, mientras que solo el 5% reportan menos de 3,5.

 

El 64% de los encuestados respondió que no alargó la duración del entore.

Respecto a diagnósticos de gestación (tacto/ecografía), el 22% ya lo realizó, la mayoría (42%) de los productores respondió que lo realizará en el mes de abril, mientras que el 20% lo hará en mayo y solo un 16% declara que no realizará diagnóstico.

 


Entre los adelantados, los resultados son en general de buenos a muy buenos y hasta excelentes.

 

 

 

 

Considerando la categoría más complicada que es la vaca parida de primer cría o de segundo entore, la tendencia fue similar a lo observado en general, el 25% de los rodeos las preñeces son menores al 60%, lo que genera “algunas pistas” sobre la necesidad de tomar algunas medidas especiales en esta categoría que seguramente tendrían impacto en el resultado general.

 

 


En la categoría vaquillonas de primer entore, solo el 45% de los productores logró valores de preñez superiores al 90%, lo cual pone de manifiesto problemas en la etapa de recría; una excelente preñez temprana en vaquillonas es una de las grandes claves del rodeo de cría y genera efectos positivos en toda la vida productiva de la vaca.

 


Aguadas

En muchos establecimientos las aguadas son aún un problema, las lluvias heterogéneas e insuficientes en algunas zonas del país explican que el 24 % de los productores poseen potreros sin agua.


El Plan Agropecuario está realizando actividades vinculadas al tema, promoviendo los apoyos del acuerdo entre el MGAP y las intendencias municipales y continuamos recordando la importancia de la existencia y utilización de los beneficios fiscales para las inversiones en agua para productores IMEBA.

 


También consultamos a los productores, sobre la situación de las aguadas posteriormente a las lluvias de febrero y marzo. En el 61% de los casos las aguadas o no mostraron recuperación o no fueron suficientes para llegar a los niveles óptimos.

 

 

Bichera

Esta pregunta está vinculada a generar líneas de base, pensando en el Programa de Erradicación que el país está encaminándose a generar.

El 92% de los productores encuestados tienen ovinos, que en esta muestra representan una cifra aproximada de 160.000 y en la mayoría de los establecimientos hay presencia de bichera.

 

 

Los niveles de prevalencia de la bichera son este año y en este mes de marzo bajos (2%).

 


Informe de producción de materia seca de campos naturales de Uruguay

El Plan Agropecuario realiza el monitoreo satelital de crecimiento de pasturas de forma permanente (SEGF). Se viene de un largo período con déficit hídrico en varias zonas del país, en el mes de febrero hubo precipitaciones abundantes pero heterogéneas. A continuación, se muestran dos mapas de anomalías correspondientes a las dos quincenas de marzo 2021.

 

 

 

El Mapa de anomalías muestra el crecimiento observado relacionado al crecimiento promedio de los últimos 20 años para ese mismo lugar y muestra los resultados con colores, siendo rojo muy deficitario, amarillo moderadamente deficitario, azul cercano al promedio, verde alto crecimiento y cuanto más intenso el verde mayor producción de forraje.

En el primer período analizado se observa que Flores y zonas aledañas, el suroeste de Río Negro, norte de Durazno y sur de Tacuarembó anomalías negativas en forma severa y en menor medida en parte del área basáltica correspondiente al este de Artigas, centro de Salto y este de Paysandú.

Por otra parte, se identifican anomalías positivas en el noreste del país y no tan marcadas en el bajo litoral oeste.

En el segundo período analizado se detectan cambios donde las anomalías negativas quedan restringidas a áreas más pequeñas en el sur del departamento de Flores y noroeste de Florida, y algunas más leves en zonas puntuales de Artigas, Paysandú, Río Negro y Durazno.

Las anomalías positivas si bien no son tan acentuadas, se distribuyen más generalizadamente en varias zonas del país.

Es de destacar la enorme capacidad de recomponer la tasa de crecimiento de los campos en amplias zonas del país, poniendo de manifiesto la resiliencia del recurso campo natural. También se da una gran variabilidad espacial a muy corta distancia donde en pocos kilómetros se observan situaciones muy contrastantes de anomalías positivas contiguas a negativas.

Finalmente se muestra un mapa con la frecuencia de anomalías negativas (crecimientos de forraje menores al promedio histórico) y positivas (mayores al promedio histórico) para el mes de marzo 2021, según sección policial.

 

 

Ficha técnica

Muestra la anomalía durante la fecha mencionada. La anomalía se calculó para cada píxel de 5,3 ha, a partir del IVM (índice verde mejorado, sensor MODIS) como: (IVM actual – IVM promedio) / (desvío estándar IVM promedio). El promedio se calculó con el registro de IVM desde 2000 hasta 2019. El rango de colores abarca los percentiles 0-5 (rojo, producción de materia seca relativamente muy baja, ocurre el 5% de los años), 5-30 (amarillo, producción baja, ocurre el 25% de los años), 30-70 (azul, producción promedio o ligeramente superior o inferior, 40% de los años), 70-95 (verde claro, producción alta, 25% de los años) y 95-100 (verde oscuro, producción muy alta, 5% de los años). El color blanco muestra la ausencia de dato. Así, por ejemplo, un área en rojo indica que la producción de materia seca de una fecha determinada fue tan baja como la registrada allí solo el 5% de los años, o 1 de cada 20 años. En el caso que la cobertura sea de cultivos agrícolas, la observación de las anomalías solo tiene sentido si no hubo rotación de cultivos desde el 2000 al presente. Otras áreas están pueden estar cubiertas por agua.