691 reproducciones

Por el Ing. Agr. M.Sc. Carlos Molina


Mejor clima y productividad


La situación a nivel climático fue buena durante este verano lo que determinó una elevada producción de forraje de campo natural y de pasturas sembradas, situación que posiblemente aumente la productividad de las empresas.


Pero los buenos niveles de productividad dependen también de cómo terminaron el ejercicio 17/18 las empresas, ya que durante ese periodo hubo una sequía que determinó bajos niveles productivos.


 


Se apreció el dólar y se mantuvieron los costos


También el dólar tiene un rol importante en los resultados prediales. El periodo 18/19 es diferente al ejercicio anterior, determinado por el valor del dólar, ya que crece entre 13 y 15% respecto al peso. También hay que tener en cuenta que el precio de los servicios e insumos que los productores utilizan han aumentado en tanto hubo inflación, la cotización del dólar supera ese valor de inflación, por lo cual es posible esperar un mantenimiento de los costos de producción o incluso, en algunos casos, una reducción de los costos de producción. Debemos recordar que los costos durante 17 años venían creciendo, por lo cual se puede decir que teniendo en cuenta esta variable, este ejercicio es mejor a los anteriores.


 


Mejores precios de las haciendas


Respecto a los precios de la haciendas, mejoran. Durante el ejercicio anterior los precios habían mejorado levemente luego de 4 años de caída, tanto de animales gordos como de la reposición, en este ejercicio 18/19 dependiendo de la categoría, el precio en dólares corrientes de la hacienda aumentó entre 6 y 10%.


 


El punto de partida es bajo


Es cierto que el ejercicio anterior los resultados prediales fueron muy modestos, con promedios de las empresas monitoreadas por el Plan de 50 US$ de Ingreso de Capital, en dólares corrientes, cifra un poco mayor al promedio histórico de los últimos 17 ejercicios. También es cierto que el dinero constante recibido por los productores en ese periodo, fue 20% menor al promedio de los 17 años, entonces, se compara con un ejercicio pobre en resultados productivos e ingresos. 


La mejoría en los resultados dependerán también de cómo las empresas terminaron el ejercicio anterior, ya que las sequías se pagan en el año en que ocurren y años después, ya que salen golpeadas desde lo productivo, económico y financiero.


 


Mejores resultados se reafirman en la ganadería de precisión


Por estos motivos, es posible que durante este 18/19 las empresas ganaderas a nivel general logren mejoras en los ingresos respecto al ejercicio anterior. 


Se confirma que los productores que utilizan las tecnologías disponibles de procesos e insumos y combinan recursos y procesos adecuadamente a sus objetivos, que cuentan con la presencia del titular, tienen titulares y colaboradores capacitados, salieron mejor del 17/18 y aprovecharán mejor el 18/19. Este manejo de las empresas, que promueve el Plan, termina pagando en las malas y las buenas.