1928 reproducciones

Ing. Agr. Santiago Barreto


A principios de noviembre es recomendable analizar la situación en que se encuentran los potreros con mejoramientos sobre campo natural. En esta época comienza la semillazón de muchas de las especies que componen los mejoramientos.


Este puede ser el caso de lotus rincón, de holcus, algunos que tienen raigrás, sea guacho o sembrado, incluso y en menor medida que sean compuestos por festuca. Esta situación no será igual para los mejoramientos con lotus maku, ya que esta especie florece más tarde, pero de igual manera se debe pensar en favorecer su semillazón.


No necesariamente esta operación se debe realizar todos los años ni en todos los potreros, pero es importante darles alivio para que el banco de semillas se recargue y tengamos reposición de plantas para que el mejoramiento siga cumpliendo sus objetivos.


Es necesaro destacar que la sequía que ocurrió este año, no fue favorable para conservar el banco de semillas. Consecuencia de la primavera que favoreció el nacimiento de las semillas de las especies que componen el mejoramiento, la reserva del banco de semillas en el suelo ha disminuido. Esta es otra razón en esta primavera para permitir la semillazón. Esto no quiere decir el cierre del potrero sino que con criterio se debe aliviar la carga, principalmente en aquellos campos que sobra forraje teniendo en cuenta esta primavera beneficiosa. Y si se puede es recomendable aliviar los potreros que en general son más utilizados.


Aliviar carga en lo que resta del año y después, en el verano en el caso de especies más sencibles como pueden ser las perennes, transitar el tiempo más caluroso (fin de diciembre y enero) con bajas cargas.


Sobre fin del verano se deberá hacer una limpieza para eliminar remanentes de pasto y comenzar las refertilizaciones. De este modo se comenzará un nuevo ciclo pensando tener una buena respuesta de producción de forraje en el invierno y primavera del próximo año.