3811 reproducciones

Por el Ing. Agr. M.Sc. Carlos Molina


 


Como todos los años en esta época, y teniendo información de algunas empresas que participan en el programa de monitoreo de empresas ganaderas, carpetas verdes del Plan Agropecuario, podemos adelantar la tendencia de los resultados.


Posiblemente los resultados de las empresas ganaderas que monitorea el Plan Agropecuario puedan tener ingresos menores a los del año anterior.  Los resultados estarían determinados por el déficit hídrico que comenzó a finales de la primavera pasada, los precios de las haciendas que fueron mejores a los del año pasado, los costos que aumentaron y los diferentes manejos prediales


 


El clima


Desde noviembre de 2017 hasta marzo inclusive, las precipitaciones fueron  bastante menores respecto al promedio histórico en la mayoría del país. Esta situación que tuvo como consecuencia, primero el déficit hídrico y luego el déficit forrajero, fue heterogéneo en el país,  entre departamentos, entre zonas y entre predios vecinos, y determinó que los animales disminuyeran su estado corporal, muchos productores vendieran terneros livianos, novillos sin terminar y en casos extremos, incluso parte del rodeo de cría. Esta situación seguramente tenga consecuencias a largo plazo, pero en el corto plazo varios productores con el objetivo de mitigar los efectos del clima, tomaron decisiones de manejo y ventas por lo que es posible esperar que haya menores índices de productividad respecto al ejercicio anterior. Sin embargo a partir de mitad de marzo la situación mejoró radicalmente, con lo cual sumado a que todavía falta más de un mes para el cierre del ejercicio, seguramente se puedan mejorar los niveles de productividad de las empresas.


 


 


Precios obtenidos


Los precios a diferencia de otras situaciones climáticas similares, han sido mejores y sostenidos. Los precios promedios que se registran en este ejercicio por los terneros son un 2% más que en el ejercicio anterior, novillos y vacas gordas entre 7 y 8%, vacas de invernada 5% por encima del promedio del ejercicio anterior. Todo esto depende de la estrategia comercial de los productores y como fueron afectados por el déficit hídrico. Si la lectura se realiza hoy, los precios de la hacienda gorda se encuentra entre 16 y 18% sobre el precio del ejercicio anterior y algunos productores podrían aprovechar estos valores.


 


Costos de producción


Los precios de este ejercicio fueron mayores a los del ejercicio anterior. El dólar se ha mantenido con el mismo valor en pesos durante casi todo el ejercicio y recién a partir de mayo tuvo un aumento respecto a la moneda nacional y la inflación anualizada ha sido entre 6,5 a 7%. La mitad de los costos de las empresas cotizan en pesos (salarios, impuestos, costos familiares y combustible) y posiblemente tendrán un incremento, como se dijo, estimulado por el valor del dólar y la inflación. 


La otra mitad de los costos de las empresas cotizan en dólares (reparación de maquinaria, repuestos, suplementos, semillas, fertilizantes, insumos veterinarios, etc.) y se han incrementado. También frente al déficit hídrico las empresas para sobrellevar la situación,  incurren en gastos no previstos, por ejemplo para instalar verdeos o comprar suplementos, costos que se sumarán a los costos totales.


 


Resumiendo


Es posible esperar que algunas empresas tengan menores niveles de productividad, otras iguales niveles o similares a ejercicios anteriores, mejores precios de las hacienda y más costos de producción. Por este motivo se pueden esperar ingresos menores al ejercicio anterior y otras con ingresos similares, esto últimos como consecuencia de las decisiones que pudieron tomar a tiempo y el manejo que venían realizando previamente.



Este ejercicio estará cerrando el 30 de junio, por lo tanto no se tiene la información final, la que se hará disponible en la primera quincena de octubre. Continuamos desde el Plan Agropecuario apostando a reforzar la idea que los buenos manejos pagan en todas la situaciones. La información les permite a los productores hacer frente a escenarios adversos como los recientes, pero también posicionar mejor a la empresa para aprovechar las situaciones favorables que pueden venir y situaciones desfavorables que se puedan repetir.