1433 reproducciones

Por el Dr. Rafael Carriquiry 


Ramaria flavo brunescens, es un hongo que crece en los montes de eucaliptus, principalmente en el otoño. La enfermedad que produce en bovinos, es conocida también por Bocopa, debido a las lesiones  que ocasiona en la boca, cola y patas, y que puede ocasionar su muerte. 


 


La Ramaria flavo brunescens


El hongo es de color amarillo y se va oscureciendo de acuerdo a su edad. Es ramoso, similar al coliflor y puede alcanzar entre 8 y 10 cm de alto. Vive de 5 a 10 días dependiendo de las condiciones ambientales en montes de Eucalipto, especialmente en zonas donde hay poca vegetación, tanto dentro del monte como en los bordes. Crece principalmente en los meses de abril, mayo y junio, hasta que la temperatura disminuye.


 


La intoxicación


Los animales se intoxican cuando comen el hongo y aquellos que lo ingieren mueren, los sintomas se comienzan a observar 3 a 4 días después de la ingestión y consisten en babeo, dificultad para comer y beber agua, adelgazamiento progresivo y dificultad para desplazase.  Debido a las lesiones en miembros y en boca, las muertes ocurren entre los 8 y 12 días después de la intoxicación, por inanición y deshidratación.


Los animales intoxicados presentan desprendimiento de las cerdas de la cola, de las pezuñas, cuernos y ulceras en el epitelio de la lengua.


Debido a los síntomas se debe hacer diagnóstico diferencial de otras enfermedades como tóxicas y vesiculares, y principalmente con Fiebre aftosa debido a las lesiones de la boca, las que son muy parecidas. Debido a esto último se debe hacer la denuncia en la oficina del MGAP más cercana.


 


Tratamiento de la enfermedad


No hay tratamiento especificado, se buscarán atenuar los efectos de las lesiones y mejorar su bienestar e hidratación. Se recomienda monitorear los potreros con eucaliptus, fundamentalmente en otoño y si se ha identificado el hongo, se deberán sacar los animales a otro lugar para evitar su ingesta.


 


Control del hongo


Una manera campera para eliminar los hongos nacidos, es juntar el ganado y hacerlo pasar varias veces por el lugar donde se encuentran con el objetivo de romperlos ya que su estructura es muy frágil. Es habitual que queden las esporas en la tierra y nazcan nuevamente el año próximo en los lugares que ya han colonizado.