12872 reproducciones

El Capim Annoni (Eragrostis plana) es una maleza que ingreso al Uruguay a través de la frontera con Brasil, avanzando por el territorio nacional y colonizando caminos y rutas. Esta gramínea/maleza se encuentra presente en varios predios del país por lo cual hay que tomar las medidas necesarias para su control.


Características



  • Cada planta produce hasta 10.000 semillas durante primavera y verano.

  • Las semillas pueden germinar hasta 10 años después que caen al suelo.

  • Las semillas se diseminan naturalmente con el viento y en cursos de agua, también en las ruedas de los autos, patas, pelo y al ser consumido por animales que las deponen en lugares no colonizados aún.

  • Es una gramínea poco apetecida por los animales, sus hojas son duras y su valor nutritivo es muy bajo.

  • Generalmente crece en matas.


¿Cómo puede perjudicar la producción?



  • Desgasta de la dentición de los vacunos de manera prematura, por lo que se acorta la vida de los animales y por lo tanto su capacidad productiva.

  • Debido a su característica alelopática (produce sustancias que son tóxicas para otras plantas), no permite que otras especies sobrevivan junto a esta, disminuyendo la productividad del campo natural.


¿Cómo la identificamos?



  • El Capim Annoni se caracteriza por ser un pasto (gramínea) con gran capacidad de macollaje, la base de la macolla es plana. Esa base es de un color blanquecino y se vuelve de color similar al de los limones hacia la punta de las hojas.

  • Su inflorecencia tiene forma piramidal.

  • Las raíces tienen forma de cabellera y se caracterizan por ser difíciles de arrancar.

  • La textura de sus hojas es dura.


 ¿Cómo se controla?



  • Debida a su capacidad reproductiva y de semillazon se recomienda no arrancar plantas ni cortarlas.

  • No quemar con fuego ni realizar tratamientos generales con herbicidas para evitar destruir la competencia natural, situación que favorece su colonización.

  • Se controla planta por planta con glifosato realizando una aplicación a principio del verano y otra a principio del otoño, evitando el rebrote.

  • Se combate de manera manual utilizando mochila o un hisopo cuando las plantas están aisladas y con soga o alfombra cuando las poblaciones son muy altas.


Recuerde que esta maleza es muy agresiva y si no se controla, en poco tiempo puede colonizar su predio. La lucha es de largo aliento, pero es la única forma de combatirla.