En el marco del Proyecto de Mejora en la Sostenibilidad de la Ganadería Familiar del Uruguay que llevan a cabo el MGAP, INIA, Plan Agropecuario y AgResearch, se realizó la Jornada de Campo en el predio Foco de la familia Nicora Martínez. El pasado 28 de marzo, aproximadamente 70 personas se dieron cita para conocer el proceso transitado por Daniel y Adriana, en el que acompañados por un grupo de 8 productores,  lograron los objetivos productivos y personales, en un pequeño sistema ganadero del departamento de Maldonado.

La familia está integrada por Daniel y Adriana, quienes trabajan 179 ha, siendo propietarios de 18 de ellas y manteniendo en arrendamiento 161.

El sistema productivo se orienta a la cría, luego de haberse reconvertido desde la lechería, que de acuerdo a las palabras del productor “esa actividad le insumía mucho tiempo”.

Este Proyecto, entre otros valores se caracteriza por la planificación predial a mediano y largo plazo, mediante el cumplimiento de metas negociadas entre el productor, el técnico facilitador (quien acompaña el proceso) y un grupo acompañante. Siguiendo el proceso los integrantes del grupo se nutren de lo que discuten y observan en el Predio Foco, además el productor tiene el apoyo del grupo y de un técnico que colabora en la facilitación.

La primera meta productiva que se propusieron, fue entorar entre 85 y 95 vientres al año. Entorar vaquillonas a los 2 años. Adelantar y concentrar la fecha de parto logrando terneros más pesados.

Para cumplir esta meta Daniel,  ajustó la carga, realizó asignación de forraje de acuerdo a la condición corporal, también sembró verdeos y pasturas perennes. Realizó la planificación del entore, comenzó a realizar el destete definitivo en marzo, realizó diagnóstico de preñez y de actividad ovárica, además destete temporario con tablilla. A nivel sanitario comenzó a realizar revisación de toros y raspaje del prepucio para detectar enfermedades venéreas.

La segunda meta que se propuso Daniel fue a partir del 2016, vender terneros en marzo, recriar toda la generación de hembras, seleccionando 20 para remplazo y engordar el resto para ser enviadas a frigorífico; también en la misma tónica planificó engordar las vacas de refugo. Para lograr este objetivo, Nicora comenzó a planificar mejor el manejo de recrías de hembras, seleccionó los remplazos, realizó asignación de forraje diferencial y organizó el entore de vaquillonas.

La última meta fue lograr un sistema flexible y simple, que no demandara mucho trabajo. Para cumplir esta,  se comenzó con recorridas de campo más eficientes, la asignación de forraje de acuerdo a la altura del pasto y el manejo por selección de acuerdo a la condición corporal. Por lo tanto, trabajar con información real del predio para tomar decisiones más eficientes.

Durante los últimos 4 ejercicios se ha observado un crecimiento constante de los resultados prediales, por ejemplo el aumento de los índices de preñez. Mientras que en el periodo 2013/14 el porcentaje de preñez era de 69%,  en 2014/15 fue de 60%, en 2015/16 fue de 85% y en este periodo, 2016/17, fue de 95% en vacunos. Este año, de un rodeo compuesto por 86 vacunos entorados, fallaron solo 2 vaquillonas de primer entore y 2 vacas de primera cría.

Otro resultado que destaca Daniel, fue que durante estos 3 años la producción de carne por hectárea pasó de 85 a 128 Kg, lo que a las claras es muy beneficioso para el bolsillo del productor.

Algunos productores del grupo acompañante destacaron la posibilidad de observar en el predio de Daniel el cambio de manejo, por lo cual muchos tomaron el ejemplo adoptando tecnologías que no eran utilizadas con anterioridad en sus predios. La primera observación a nivel interno de los predios, fue la necesidad de ajustar la carga, ya que todos los productores del grupo coincidían que la tenían alta. Además, algunos incorporaron el diagnóstico de gestación como una tecnología probada y la planificación de la incorporación de manejos similares a los que realiza Daniel.

Esta fue una jornada más que positiva, en la que se pudieron observar resultados concretos de un proceso que fue llevado a cabo de manera cabal y donde todos los integrantes se involucraron  sinérgicamente para lograr los objetivos.